3 cosas que debes saber sobre las puertas acorazadas

Pueda que tengas instalada en tu hogar una puerta convencional, y eso es válido pues de alguna manera cuentas con una barrera que mantenga resguardada tu casa de amenazas externas, considerando que tengas incorporada una cerradura de seguridad.

Sin embargo algunas personas han notado que tener una puerta tradicional no es suficiente, y por consiguiente toman ciertas resoluciones que disminuyan las probabilidades de robo. Es el caso de las puertas acorazadas.

Cuando hablamos de puertas acorazadas, significa que el propietario que las instale en su hogar se toma muy en serio el tema de la seguridad, sobre todo porque se escala a un nivel superior en relación a puertas seguras.

Se han originado numerosos mitos en torno a este tipo de puertas, por lo que resulta oportuno hablar de tres aspectos por los que se caracterizan las puertas acorazadas. En futuras entregas mencionaremos otros aspectos pues éste es un tema que tiene mucha tela de la qué cortar.

3 cosas que debes saber sobre las puertas acorazadas

  1. Las puertas acorazadas no son las más seguras

Aunque su nombre pueda parecer intimidante, las puertas acorazadas no son las más seguras, pero sí que están muy cerca de serlo, ya que las puertas de seguridad las superan en virtud de tener un mejor diseño y materiales.

Son puertas que los cerrajeros instalan en casas propensas al robo, pero también son ideales para ser incluidas a nivel comercial y empresarial. Una alternativa para quienes deseen contar con mayor seguridad a costes un poco más asequibles.

Debes estar preguntándote cuáles son los mejores profesionales que realizan este servicio. Por eso te invitamos que pinches el siguiente enlace https://cerrajeroselclot.es/, y disfrutes de un buen servicio de cerrajería.

  1. Es indispensable que contrates cerrajeros para su instalación

Muy bien, las puertas acorazadas por efecto de su fabricación y diseño no son precisamente las puertas más económicas. Pero como te han dicho que se trata de puertas seguras, tu igual la compras sin escatimar en gastos.

Pero en el momento en que te hablan de los costes de instalación, pegas el grito en el cielo y prefieren instalarla tú mismo porque prefieres ahorrarte algo de dinero. Esto no es del todo recomendable pues pones en riesgo tu seguridad de forma notable.

Sólo los cerrajeros cuentan con los equipos, herramientas y experiencia necesarios como para instalar correctamente estas puertas. Tener una puerta acorazada requiere una inversión no sólo en la compra sino también en su instalación.

De hecho puedes conseguir cerrajeros que cobran precios bastante asequibles a la hora de instalar puertas acorazadas. Contáctalos a través de siguiente link https://cerrajerospoblenou.net/.

  1. Pesadas pero no necesariamente seguras

Por mucho tiempo se ha difundido que las puertas acorazadas son pesadas con motivo de su fabricación en materiales metálicos, ya que de alguna manera esto garantiza que la puerta sea más segura. Pero lo cierto es que no hay nada más alejado de la realidad.

Una puerta acorazada no necesariamente es resistente por su peso, así que estas dos cosas no deben confundirse. De hecho el peso de estas puertas hace posible que se les deban incluir mayor cantidad de tornillos y bisagras que puedan sostenerlas al marco.

Se han visto casos en los que una puerta acorazada tiene instalada una cerradura convencional, y solo basta que transcurran semanas para que la cerradura sea vulnerada y la casa completamente desvalijada. Si hubiese estado presente una cerradura segura, la historia habría sido otra.