Las puertas de nuestro hogar o negocio son importantes para nuestra tranquilidad y seguridad, ya que no solo resaltan el estilo que desean reflejar, sino que también nos brindan privacidad en las diferentes estancias o habitaciones.

Cabe destacar que con el paso del tiempo suelen presentar algunos detalles propios como son los atascos al momento de abrir o cerrar la puerta, inicialmente hay que reconocer en qué punto se atora la puerta, es por eso que en este apartado mencionaremos algunas recomendaciones.

La puerta se atasca en el marco

 

Puerta caída: en estos casos todo se puede solucionar con solo apretar los tornillo, si esta opción no se corrige, es recomendable cambiar las bisagras, ya que probablemente el peso le ganó a la bisagra, por ende, es importante colocar una bisagra mas, entre mas alta y fijar otra al medio para que no se vuelva a aflojar.

El marco no está bien sujeto: generalmente esto ocurre cuando las puertas son azotadas,, permitiendo así que los tornillo que fijan el marco al concreto se muevan, por lo que es necesario observar estos tornillos y apretarlos, si se nota que el tanque no sujeta el tornillo, es necesario cambiarlo.

El marco o la puerta se agrandan y no cierran: esto pasa comúnmente por exceso de humedad, esto solo ocurre en las puertas de madera, ya que cuando llueve la humedad ellas absorben la humedad del ambiente, por lo que se comienzan a hinchar y no cierran, la solución a este problema es esperar que se seque y regrese a su forma original, es recomendable barnizar las puertas de madera, ya que cuando se barnizan esto evitará que la puerta absorba el agua.

La cerradura se afloja de la puerta

 

En el momento en que no podemos abrir la puerta por problemas en la cerradura normalmente la pasamos mal y tenemos un gran cúmulo de estrés, sobre todo si no podemos entrar o salir de la casa, por eso es necesario tranquilizarse y tomar algunas medidas con el fin de evitar este desagradable problema.

La mayoría de cerrajeros profesionales coinciden en que lo mejor es colocar un tope y es por eso que si la puerta se golpea diariamente contra una pared es recomendable instalar un tope magnético que sea accesible y mantenga la puerta abierta sin problemas de que alguna corriente de aire azote la puerta y la dañe.

Por otra parte, suele suceder que hay fricción en la placa del picaporte de la cerradura de la puerta, esta se golpea a menudo, y los tornillos se deterioran, girar estos tornillos ligeramente hará que podamos eliminar el rayado en ese punto.

Finalmente, ya que reconoces porque una puerta se ha atascado, no dudes en poner manos a la obra y reparar estos detalles que pueden afectar la protección de tu propiedad, es importante recordar que no solo basta con que la puerta sea estética o se adapte a nuestros espacios, también es importante la seguridad de la misma.

 

error: Content is protected !!